sopa-cebolla-aceite

Ingredientes

  • 1 kilo de cebollas
  • 90 gramos de mantequilla
  • 1 cucharada de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta
  • 3 cucharadas de harina
  • 12 tazas de caldo de pollo casero
  • 1/2 taza de vino blanco
  • 12 rebanadas de pan de molde
  • Ajos machacados
  • Queso rallado

Elaboración

Primero tenemos que derretir la mantequilla en una sartén grande a fuego lento y vamos echándole las cebollas cortadas en rodajitas finas. Después, agregamos la cucharada de aceite de oliva y tapamos la sartén durante 15 minutos.

Una vez pasado ese tiempo, tenemos que subir la temperatura del fuego y echar el azúcar, la sal y la pimienta, según nos guste. Hay que cocinar las cebollas durante unos 40 minutos, revolviendo a menudo hasta que se vuelvan de color dorado. Pasados unos 40 minutos, se espolvorean de harina y se revuelven bien. Luego añadimos el caldo de pollo hirviendo junto con el vino y corregimos de sal si hace falta.

Ahora es necesario dejar que se cocine, con la tapa puesta, durante 30 minutos. Mientras, se tuesta el pan en el horno untado de aceite con ajos machacados.

A la hora de servir, se coloca la sopa en tazas refractarias, se le pone encima una rebanada de pan que podemos cortar y se espolvorea con el queso rallado, junto con un poquito de mantequilla derretida. Para terminar metemos las tazas al horno a 175 °C, durante 20 minutos, y se le pone el gratinador 1 minuto (para que se tueste bien el queso). Habrá que servirlo bien caliente inmediatamente.

Fuente: Pequerecetas