Ingredientes

  • 1 trucha asalmonada
  • 4 tortillas mejicanas
  • 2 aguacates
  • 1 tomate pequeño
  • 1 cebolleta
  • Panko
  • 150 ml. de zumo de limón
  • 150 ml. de salsa de soja
  • 1 lima
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cilantro
  • Sal

Elaboración

Primero, debemos cortar la cabeza y la cola de la trucha. Sacamos los exquisitos lomos y quitamos la piel para dividir cada uno en cuatro tiras y, después, enroscarlas dejando dentro la parte en contacto con la piel. Pinchamos las espirales hechas con palillos largos, las metemos en un recipiente y mezclamos la soja con el limón para regarlo. Dejamos que marine durante 15 minutos.

Mientras tanto, cortamos las tortillas mejicanas en 8 triángulos y los dejamos en una sartén parra freírlas por los dos lados con aceite. Ahora, hacemos el guacamole pelando aguacates, troceándolos y dejándolos en un bol. Los aplastamos hasta que queden como una pasta, picamos el tomate y la cebolleta, el cilantro y añadimos. Sazonamos y aderezamos con la lima y mezclamos.

Volvemos a las espirales de pescado, las cuales quitamos del líquido y dejamos escurrir. Las introducimos en panko para freírlas en una sartén. Volvemos a escurrir con papel absorbente y les retiramos los palillos. Cogemos uno especial para brochetas para que se queden dentro y las servimos con una porción de guacamole y triángulos.

Fuente: Hogarmanía